Cuestionario Musical The Clinic: Quique Neira

Por Alejandra Delgado

“Eleven” se llama su primer disco como solista. Atrás quedaron Bambú y Gondwana. No le importa tanto como le vaya como saber que está haciendo lo que quiere. Lo que más le gusta. Música por la música. Para todos los adictos al reggae, este es Quique Neira.

Por Alejandra Delgado

¿Con que pecado gozas más?
-Mmmmm…con la gula. Con lo que más gozo es con comer más de lo que necesito.

¿Quién cree que es la persona más detestable de la televisión chilena?
-La persona más detestable de la televisión chilena… ¡Pablo Honorato!

¿Y el personaje más ambicioso?
-El más ambicioso es Lavín. Está claro.

¿La mujer más fea?
-La mujer más fea…¡Chucha qué difícil!, ¡hay tanta huevona fea!..Mmm…dame un segundo. Es que últimamente están todas tan bien arreglas, están tan pichicateadas. ¿Cachai?. Muchas de las ricas de ahora, también fueron medias juleras.

¿A qué le tienes miedo?
-Le tengo miedo a la ingratitud. Le tengo mucho miedo a que no se valoren las cosas que tú haces por los demás. Que nadie se de cuenta de eso o que se pierda la objetividad necesaria que se necesita para reconocerle a una persona su trabajo. ¡A eso le tengo miedo!

¿Cuál es tu pesadilla más recurrente?
-Que yo era un gato y me mataba un perro negro.

¿Qué es lo más extraño que tiene Santiago?
-Lo más extraño que tiene Santiago es que en la estación del metro donde está la Teletón no hay un ascensor decente para la gente lisiada. Y en las estaciones del metro en general. Que no se piense en las mamás de los niños lisiados, que se llenen la boca con la Teleton y con la palabra solidaridad y no sean capaces de poner unas lucas para arreglar eso.Esa huevá, ¡me parece fuera de serie!.

¿Qué prefieres, CD, cassette o vinilo?
-¿La legal?: CD.

¿Cuál es el mejor recital al que tu has ido?
-El mejor recital al que he ido fue un el de Bunny Waylers. Él era el que tocaba con Bob Marley. El, Peter Toch y Bob Marley eran un trío, Bunny es el único que está vivo y al él lo vi en vivo en California tocando en un festival. En ese concierto Bunny Waylers hacía levitar a la gente y yo sé que no era una alucinación mía. Eramos quince mil personas, y todos nos levantabámos. El nos levantaba a todos. ¡Yo lo vi!.

¿Existe algún tipo de música que no te guste?
-Por lo general me gusta casi toda la música. Pero la música que menos me gusta es la música que hacen los músicos que no gustan de otra música.

¿Qué canción te hubiera gustado componer?
-“El hombre es un creador” de Víctor Jara. ¡Me habría encantado componer esa! o “Gracias a la Vida” de Violeta Parra”. O ¡que sé yo!, haber sido capaz de escribir y hacer la música de algunas de las canciones de “Las Alturas de Machu Pichu” hubiera sido un sueño.

¿Cuál es el sonido que más te gusta escuchar?
-Te podría decir algo así como poético, que suene bonito, pero la verdad es que un sonido que me guste mucho escuchar es el del viento.

¿Qué es lo peor que te ha pasado como músico?
-Hay varias cosas.Una vez un ignorante…bueno el público es el público, pero una vez un gallo que estaba en el público que considero que es un ignorante por que no sabe disfrutar de la cultura me tiró una cuestión mientras yo estaba cantando. Cosa que encontré un acto de cobardía absoluta, por que, claro, yo estaba trabajando y no tenía posibilidad de defenderme. No me alcanzó a pegar, pero fue darme cuenta y decir: “¡chuta!, ¡qué lata!, qué harto nos falta todavía a los chilenos como pueblo, que todavía no sepamos disfrutar del arte. O sea, vas a un concierto a tirarle cosas al que canta, ¡mejor quédate en tu casa viendo tele y deja que tu vida siga plana y sin matices!.

¿Cuál es tu mejor estado para componer música?
-Me parece que mi mejor estado para componer música es cuando estoy bien conmigo mismo. ¡Ese es mi mejor estado! Las canciones más bonitas que he compuesto hasta ahora han salido de estar disfrutando de mi vida cotidiana, de cosas normales, de placeres simples.

¿Cuál es el garabato que más usas?
-¡Chucha!

¿Crees en Dios?
-Siiií

¿Qué opinas de la iglesia católica?
-Bueno de los católicos no puedo opinar nada, por que la fe es la fe, y como bien es sabido la fe es capaz de muchas cosas. Entonces, la gente que es católica merece todo mi respeto. No tengo nada que decirles, al contrario, tengo mucho que aprender de muchos de ellos. Pero la iglesia católica creo que a veces deja mucho que desear. Aunque otras veces también actúa muy bien. Recordemos que en Chile durante la dictadura militar, habían curas como el cura Hasbún, que es un desgraciado con todas sus letras, pero a la vez también habían otros curas que apoyaban a los familiares de los detenidos desaparecidos y que hacían gestiones por ellos. Es el caso de la Vicaría de la Solidaridad y el señor Silva Henriquez, que era justamente la antítesis del otro tipo. Hubo un buena y una mala. Yo prefiero quedarme con la buena. La mala me molesta, me cae mal.

¿Crees que se debería legalizar la marihuana en Chile?
-Yo creo que se debería legalizar la marihuana en el mundo. Me parece que al mundo le haría muy bien ser un poco más volado. No conozco gente que fume pito y sea violenta o que tenga conflicto de actitudes. A George Bush le haría muy bien fumar marihuana. Lo mismo a Lavín. A Osama Bin Laden también, dejar esa metraca de lado y fumarse un pito.

¿Y el aborto?
-No. No creo en el aborto. El hombre en el sentido genérico tiene que apechugar con una guagua. Quería vida?, atina.

A propósito de los 30 años, ¿alguna reflexión?
-Yo vengo de San Ramón, comuna periférica de Santiago y ahí sí se vivía la dictadura militar. Los capítulos más tristes del régimen autoritario se vivieran en esos lugares. Para mí decir Victor Jar era como decir un pecado. Era nombrar lo innombrable. O decir Salvador Allende… Hacía diez años no más que había sido Presidente y yo no lo podía decir en el colegio. Me crié observando a todos estos protagonistas en ese momento. Ví a vecinos míos asesinados por los militares. Todos sabíamos quienes eran y nada decía nada. Me llama cae mal que aparezcan tipos como Cardemil que hablen de derechos humanos cuando no tuvieron idea lo que era vivir la dictadura. Ellos vivían en Las Condes. ¿Como se puede creer en ellos como líderes políticos si mienten?.